sábado, 27 de septiembre de 2014

BANCO DE LA EDUCACIÓN


Carlos A. La Rosa Lama


Antecedentes
Desde hace 28 años hemos sostenido la necesidad de la existencia del banco de la Educación, sin que hasta el presente se haya recibido una respuesta, o mejor dicho, la respuesta ha sido negativa.

Durante el primer gobierno de Alan García comenzó este proceso, me entrevisté con el Ministro e Educación d entonces, Grover Pango. Este requirió a  sus asesores  formularan una opinión  sobre la propuesta presentada, la cual fue FAVORABLE COMO FUE LA RESPUESTA INICIAL DEL MISMO MINISTRO, pero luego por razones desconocidas , manifestó que " "El Gobierno no disponía de la suma necesaria para atenderla".Pueden dar fe de ello los economistas,en aquel entonces  docentes de la Universidad Nacional de Callao, Carlos Choquehuanca Salddarriaga y Néstor Amaya Chapa, quienes me acompañaron a las citas con el Ministro y los asesores de entonces. Copias de los documentos deben obrar en el Archivo del Ministerio de Educación.

Durante el segundo gobierno de Alan García, presenté la iniciativa al Despacho Presidencial, haciendo hincapié que no se corriera traslado al Ministerio de Educación para que no surtiera  el mismo efecto que la vez anterior, debido a que suponía igual nivel de desconocimiento de la factibilidad económica y financiera por parte de los funcionarios de este Ministerio, vale decir, que seguramente alegando "el carácter social de la educación" no dieran pase a un enfoque y tratamiento a un proyecto con racionalidad  económica, no paternalista ni clientelista.

A pesar de tal precisión se trasladó el documento  al Ministerio de Educación, donde sus funcionario "EXIGIERON QUE POR SER UNA SOLICITUD A SER ATENDIDA POR ESA INSTITUCIÓN, EL SUSCRITO DEBÍA PAGAR LA TASA QUE PARA TAL EFECTO DISPONÍA  EL TUPA CORRESPONDIENTE. Por más que expliqué la naturaleza del documento, que era un aporte a la efectivización de la política pública de desarrollo y financiación de la educación, ellos persistieron en su tozuda respuesta.

Igualmente en el gobierno actual, lo he presentado al Despacho de la Presidencia de  la República , pidiendo audiencia para explicarlo detalladamente y que no sea visto por los funcionarios del Sector Salud, tomando en cuenta  sus limitados conocimientos en materia finasnciera y su renuencia a tratar el aspecto de la financiación de la educación algún instrumnto y proceso que signifique o pueda significar " un enfoque economicista", aferrados a que el Estado aporte el 6% del PBI al Presupuesto del Sector Educación de manera inflexible y permanente, como si esto fuera factible de inmediato o por lo menos antes del 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario