martes, 7 de octubre de 2014

BANCO DE LA EDUCACIÓN

Lo expresado hasta el presente sobre los Bancos Públicos de Desarrollo puede y debe servir de introducción a la formulación de la propuesta que espero sea acogida inicialmente, para su conocimiento y discusión y, luego con el correspondiente enriquecimiento de todos los que así lo consideren, ser apoyada y presentada al Poder Legislativo para su presentación como Iniciativa Legislativa por algunos Congresistas o hecha suya por el Gobierno.

Es muy probable que más de uno se haya puesto a considerar la necesidad de contar con un financiamiento seguro, permanente y creciente, sin los defectos de la banca de fomento anterior o tradicional que, seguramente, desapareció por razones de orden institucional( nivel de operatividad  y resultados) así como por la incapacidad de los sucesivos gobiernos de establecer las medidas necesarias para su corrección.

Hay que decir, sin embargo, que resulta inexplicable que hablando este y los anteriores gobiernos de la "importancia" de la educación para el desarrollo económico y social, de las inversiones en en el desarrollo humano, hasta el presente sólo hayan pensado en acciones o iniciativas que significan paliativos no autosostenibles  o de difícil sostenibilidad a través del tiempo y sin un sentido de fomento a la autoestima individual y social, como sí lo puede y debe ser la creación del banco de la Educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario