miércoles, 10 de agosto de 2016

ATENCIÓN DEL GOBIERNO: gasto corriente e inversión



Durante el gobierno de Ollanta Humala se ha registrado un aumento del 50% en gasto corriente mientras que la inversión solo se ha incrementado en 1%, lo cual es un contraste en relación a un buen manejo de las finanzas públicas.

La deuda pública ha crecido en el mismo período registrándose un déficit fiscal del orden del 3% del PBI, superior a lo proyectado y que constituye una situación de riesgo para el próximo gobierno, siendo que no ha significado mayor asignación para la inversión productiva sino para gasto corriente.

El próximo gobierno seguramente tomará en cuenta los factores críticos, debe considerar la influencia de los aumentos de remuneraciones y pensiones ofrecidos en la campaña electoral, y la ejecución de programas sociales, sin fecha de finalización para las poblaciones beneficiarias, que tienden a ser permanentes sin observarse un paso progresivo de los beneficiarios al sector productivo, especialmente en los programas de dinero condicionado.

Que haya un aumento de remuneraciones y pensiones, sí, pero debidamente justificados económica y socialmente, y no simplemente como cumplimiento de promesas electorales, toda vez que muchas veces no se considera  debidamente lo que se asigna para gastos corrientes , aumentando más y más la planilla sin que esto signifique un aporte valioso en la cadena  de valor del sector público para la oferta de bienes y servicios de calidad a los ciudadanos como medio valioso para el mejoramiento de las condiciones de vida y aprovechamiento de oportunidades. .


Carlos A. La Rosa Lama
Pofesor Esc Posgrado
UNMSM- UNAC

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario