miércoles, 14 de septiembre de 2016

CRECIMIENTO ECONÓMICO: ANTIDOTO CONTRA LA POBREZA




Si queremos verdaderamente ser una república democrática con plena integración y participación de todos los peruanos y peruanas en los procesos pertinentes únicamente positivos de crecimiento y desarrollo nacional, debemos plantearnos la eliminación o reducción drástica de la pobreza y la pobreza extrema en los próximos cinco años para llegar en otra condición y nivel de nuestra población sin lucir una pobreza medida en términos monetarios o multidimensionales.
En primer lugar, si bien es cierto que los programas sociales ayudan algo a algunos grupos sociales a salir de su pobreza, en muchos casos genera una dependencia siempre indebida del gobierno que da los beneficios como una dádiva generosa de ese gobierno y no como un derecho de los pobladores a vivir mejor y recibir remuneraciones justas, dignas y adecuadas por su trabajo.

El nuevo gobierno, siendo liberal y de derecha, debe mostrar que sus miembros entre los que hay destacados economistas, tienen claro el rol del Estado frente a las necesidades básicas a resolverse de verdad y sin oficio burocrático y nuevos clientelista que se debe aprobar e implementar políticas públicas contracíclicas que faciliten la superación de la pobreza en todo el Perú, para lo cual debe manejar todos los instrumentos que le permita la política económica sin dejar de considerar lo social.
El crecimiento económico es necesario pero no suficiente para  que los peruanos salgan de la pobreza. Es necesaria la decidida intervención del gobierno sin cortapisas neoliberales de los privilegiados.

Carlos A. La Rosa Lama

Profesor UNMSM- UNAC

No hay comentarios:

Publicar un comentario