domingo, 11 de septiembre de 2016

EL CLUSTER DE EDUCACIÓN ALENTADO POR EL BANCO DE LA EDUCACIÓN



Vivimos una época de cambios significativos con cambios de paradigmas extraordinarios que se registran con velocidad creciente que, de tomarlos o impulsarlos, nos pueden conducir a las condiciones de sociedades desarrolladas.

            Dos de estos cambios paradigmáticos son precisamente los que se incluyen en el título del presente artículo. El primero de ellos es el de CLUSTER de educación, aprovechando el entusiasmo con que se viene implementando el Plan Nacional de Diversificación Productiva, que ya va tomando “velocidad de crucero” sostenida y que como todo cluster tiene un conjunto de beneficios directos e indirectos de tipo económicos, social, cultural  y político de manera compleja y retroactiva.

El segundo es el del Banco de la Educación, como entidad financiera a crearse como Banco Nacional de Desarrollo, con participación del Estado (propulsor del bien común), las entidades financieras (poseedoras de la gestión bancaria) y los padres de familia (interesados en oportunidades de buenas escuelas con acceso a financiamiento).

            Este es una antigua propuesta presentada similarmente desde el primer gobierno del Plan García, y sobre la propuesta del Banco Interamericano en su propuesta de nuevo paradigma de los bancos nacionales de desarrollo, pero conservando toda la propiedad y gestión en manos del Estado.
Carlos A. La Rosa lama
Profesor UNMSM-UNAC


Vivimos una época de cambios significativos con cambios de paradigmas extraordinarios que se registran con velocidad creciente que, de tomarlos o impulsarlos, nos pueden conducir a las condiciones de sociedades desarrolladas.

            Dos de estos cambios paradigmáticos son precisamente los que se incluyen en el título del presente artículo. El primero de ellos es el de CLUSTER de educación, aprovechando el entusiasmo con que se viene implementando el Plan Nacional de Diversificación Productiva, que ya va tomando “velocidad de crucero” sostenida y que como todo cluster tiene un conjunto de beneficios directos e indirectos de tipo económicos, social, cultural  y político de manera compleja y retroactiva.

El segundo es el del Banco de la Educación, como entidad financiera a crearse como Banco Nacional de Desarrollo, con participación del Estado (propulsor del bien común), las entidades financieras (poseedoras de la gestión bancaria) y los padres de familia (interesados en oportunidades de buenas escuelas con acceso a financiamiento).

            Este es una antigua propuesta presentada similarmente desde el primer gobierno del Plan García, y sobre la propuesta del Banco Interamericano en su propuesta de nuevo paradigma de los bancos nacionales de desarrollo, pero conservando toda la propiedad y gestión en manos del Estado.
Carlos A. La Rosa lama
Profesor UNMSM-UNAC


No hay comentarios:

Publicar un comentario