jueves, 15 de septiembre de 2016

LA REVOLUCION SOCIAL DEL NUEVO GOBIERNO


El presidente de la República Pedro Pablo Kuczynski ha anunciado con firmeza su voluntad de impulsar una “revolución social” , que tendrá como punto central la dotación de agua potable  y servicio de saneamiento básico. Hasta allí, muy bien, pero no es suficiente y como nos enseña el dicho popular, “el que pide poco, es un loco” y esto es cierto, especialmente al gobierno, cuyos funcionarios en alarmante mayoría son responsables de las trabas burocráticas que ocultan faltas administrativas y delitos  de función, incluida la corrupción.

            Por eso es importante que el gobierno considere prioritariamente en este Programa de Revolución Social, la inclusión financiera de los ciudadanos y ciudadanas que implica participación en la propiedad y gestión de empresas públicas y privadas, que prestan servicios públicos; mejoramiento de la seguridad social con todo lo que ello significa, esto es, unificación de las instituciones prestadoras de estos servicios, como son ESSALUD, SIS y otras de carácter restringido de instituciones públicas. Igual podemos decir de programas de educación y nutrición.

La Revolución Social propuesta debe considerar así mismo la reestructuración de la sociedad peruana, progresivamente, si se quiere, pero reestructuración al fin y al cabo, donde las distancias entre grupos y clases sociales no sean tan grande.
Carlos A. la Rosa Lama
Profesor UNMSM-UNAC



No hay comentarios:

Publicar un comentario