sábado, 12 de noviembre de 2016

PILARES DE LA MODERNIZACIÓN DE LA GESTIÓN PÚBLICA




1.    Las políticas públicas nacionales y el planeamiento.
2.    El presupuesto para resultados.
3.    La gestión por procesos y la organización institucional.
4.    El servicio civil meritocrático.
5.    El seguimiento, monitoreo, evaluación y la gestión del conocimiento.

A la vez estos pilares deben ser apoyados por tres ejes transversales:

1.    El gobierno abierto.
2.    El gobierno electrónico.
3.    La articulación interinstitucional


1.    Las Políticas Públicas nacionales y el planeamiento:

Al respecto, las políticas para la modernización de la gestión pública señalan que este pilar contempla la implementación de i) políticas públicas nacionales, ii) planeamiento de desarrollo concertado, iii) planeamiento estratégico institucional, iv) planeamiento operativo institucional.

Consideramos que hay mucho por hacer, especialmente en el tema de empoderamiento de CEPLAN por ser la institución encargada de normar el planeamiento estratégico nacional. Actualmente no existe una institución  capaz de llevar adelante los diversos mecanismos para la implementación de planes a corto, mediano y largo plazo.

No se cuenta con suficientes y eficaces políticas públicas que articulen a los diferentes niveles de gobierno. Es decir, cada gobierno local y regional actúa de manera aislada, conforme a su propio criterio y prioridades. Por lo que es necesario un mayor liderazgo, y reuniones permanentes a nivel de las propias regiones, y a nivel nacional, cumpliendo las directivas de CEPLAN.

2.    Presupuesto para resultados:

La política de modernización de la gestión pública señala que se mejorara la eficacia y eficiencia de la gestión, a fin de mantener la disciplina fiscal, mejorar la eficiencia en la distribución de los recursos, y mejorar la calidad del gasto asegurando eficiencia y eficacia en las operaciones de todas las entidades y agencias en los tres niveles de gobierno.
Al respecto, se nota mucha lentitud en la aprobación de los proyectos, y en el tema de desembolso de los presupuestos aprobados. Todo esto, añadido al personal con poco conocimiento en gestión presupuestal, dificulta que los gobiernos locales y regionales alcancen niveles óptimos de capacidad de gasto.

Asimismo, aun se puede percibir que existe baja calidad de gasto en algunas instituciones del Estado. Esto añadido al incremento de los actos de corrupción, el mismo que deteriora la calidad de los bienes y servicios que adquiere el Estado. Se cree que el 30% del presupuesto nacional se pierde a consecuencia de la alta corrupción instalada en todos los niveles de gobierno.

Urge implementar medidas drásticas a fin de preservar los fondos públicos, y a la vez generar confianza en el Estado por parte de la población.

3.    Gestión por procesos, simplificación administrativa y organización institucional:

La política señala que se debe adoptar de manera paulatina la gestión por procesos en todas las entidades, para que brinden a los ciudadanos servicios de manera más eficiente y eficaz y logren resultados que les beneficien. Para ello deberán priorizar aquellos procesos que sean más relevantes de acuerdo a la demanda ciudadana, a su Plan Estratégico, a sus competencias y los componentes de los programas presupuestales que tengan a su cargo para luego poder organizarse en función a dichos procesos.

Este pilar contempla gestión por procesos, simplificación administrativa, organización institucional.

Al respecto, consideramos que no todas las instituciones integrantes de los diversos niveles de gobierno, así como todos los servidores públicos están convencidos y son conscientes de este proceso irreversible, muy importante para la construcción de un Estado moderno que esté al servicio del ciudadano, y nunca más el ciudadano que esté al servicio del Estado. A nuestro entender falta más difusión y compromiso en un proceso histórico como el emprendido.


4.    Servicio civil meritocrático:

La reforma del servicio servir iniciada por la Autoridad Nacional del Servicio Civil (SERVIR) se orienta a mejorar el desempeño y el impacto positivo que el ejercicio de la función pública debe tener sobre la ciudadanía, sobre la base de los principios de mérito e igualdad de oportunidades como principales características del servicio civil, el mismo que debe respetar los derechos de los trabajadores y generar una cultura y clima de calidad y solidaridad.

El modelo se orienta a la profesionalización de la función pública en todos los niveles, buscando atraer a personas calificadas a los puestos claves de la administración pública, y priorizando la meritocracia en el acceso, promoción, evaluación y permanencia a través de un sistema de gestión del capital humano del sector público, acorde con las nuevas y tendencias del empleo a nivel mundial.

Este pilar cuenta con los siguientes objetivos centrales:

a)    Establecer un sistema de derecho y deberes para el adecuado funcionamiento del empleo público.
b)    Contar con un personal idóneo para el cumplimiento de los objetivos institucionales.
c)    Fortalecer la institucionalización del Sistema de Gestión de Personas del Estado.

Si bien este pilar propone mejorar la situación laboral de un grupo de trabajadores del sector público, sin embargo el proceso manifiesta una discriminación para aquellos trabajadores que ya cuentan con muchos años en la administración pública. Al respecto, se debe fortalecer todo el recurso humano de la administración pública con políticas de capacitación y motivación del empleado público a modo de mejorar su. Sólo servidores motivados y con alta autoestima  harán posible los verdaderos cambios en la administración pública, acción que permitirá recobrar la confianza y el reconocimiento de la ciudadanía, fortaleciendo con ello la institucionalidad.

5.    Sistema de información, seguimiento, evaluación y gestión del conocimiento:

El sistema de información es un proceso para recoger, organizar y analizar datos, con el objetivo de convertirlos en información útil para la toma de decisiones. El sistema de información para el seguimiento, monitoreo y evaluación debe diseñar los procesos de recojo, sistematización y análisis de la información, desde la etapa inicial de diseño de los indicadores, hasta las evaluaciones de resultados e impacto.

El sistema de información para el seguimiento y la evaluación parte de los indicadores cuantitativos y cualitativos, de resultado y de impacto, diseñados en los Planes Estratégicos Institucionales. Estos deben ser simples, mensurables, alcanzables, estar orientados a resultados y referirse a un plazo determinado.


El seguimiento o monitoreo es un proceso organizado para verificar que una actividad o una secuencia de actividades transcurre como se había previsto dentro de un determinado periodo de tiempo. Reporta las fallas en el diseño y la implementación de los programas y proyectos, permite comprobar si se está manteniendo la ruta hacia el objetivo establecido. Estima la probabilidad de alcanzar los objetivos planeados, identificar las debilidades que deben ser atendidas y oportunamente recomienda cambios y propone soluciones.

Al respecto, se considera que no existe una central que agrupe todas estas experiencias y conocimientos a fin de ser utilizados para el mejoramiento de las administraciones del Estado, en sus diferentes niveles de gobierno. El acopio y uso de las mismas permitiría maximizar recursos, incluidos los personales, materiales, financieros y tiempo, en procesos repetitivos para lograr los mismos objetivos. Es decir que muchas veces el Estado realiza doble gasto en hacer procesos similares, duplicando esfuerzos de manera innecesaria.

Asimismo, no existe un adecuado seguimiento, prueba de ello son los recientes hechos de corrupción suscitados en todos los niveles de gobierno, llegando hasta la Presidencia de la República( caso Moreno).Se debe avanzar más rápido para transparentar las administraciones, fortalecer los mecanismos de control gubernamental, especialmente en las acciones de control preventivo, por ser menos costoso y significar la manera más eficiente de evitar grandes pérdidas al Estado, incluida la que significa el desprestigio y la disminución de la credibilidad ciudadana.

Carlos A. La Rosa Lama

Profesor UNMSM-UNAC













No hay comentarios:

Publicar un comentario