jueves, 15 de diciembre de 2016

TOLERANCIA CERO FRENTE A LA CORRUPCION


Frente al ideal propuesto en el título de este artículo, la encuesta nacional urbana rural de Pulso Perú, nos indica que el 45% admite que los peruanos somos muy tolerantes frente a la “corrupción política”, llegamos al extremo de pretender que la corrupción es parte de la cultura nacional. Debemos  rebelarnos y rechazar esta afirmación, nefasta y dañina para las personas individual y colectivamente, que bien puede ser inducida por quienes quieren no solo inmunidad sino también impunidad, devastando la moral ciudadana..

Esta tolerancia, supuesta o verdaderamente real,  recorre a toda la sociedad del Perú, no distingue entre los habitantes instruidos y no instruidos, ricos y pobres, sector público y sector privado, etc., o sea que la corrupción va escalando posiciones cada vez más profundas y extendidas, se considera que la mayoría (casi el 70%) de peruanos es indiferente a la corrupción, que  le interesa poco  que haya o no haya corrupción, con tal de “ vivir sin complicaciones” por las exigencias ético-morales de una sociedad sana.
.
Se presume que la sociedad peruana acepta que los políticos, las autoridades sean inmorales con tal que arreglen los problemas de las demás personas, incluso individuales, de los electores. Es una falta de capacidad de indignarse y rebelarse. Es una mala o perversa manera de entender la democracia en el Perú y por tanto la responsabilidad de las autoridades y los ciudadanos, administradores y administrados. Los políticos tienen mucho que ver en esta descomposición social que es indispensable revertirla, por ser fuente de crisis,  deterioro social y decrecimiento económico.
Carlos A. La Rosa Lama
Profesor UNMSM-UNAC



No hay comentarios:

Publicar un comentario