martes, 13 de diciembre de 2016

VOLVER A SER POBRE: UNA POSIBILIDAD CERCANA



Es cierto que durante el segundo gobierno de Alan García se redujo significativamente la pobreza y la extrema pobreza, lo que durante el gobierno de Humala pasó a ser una disminución marginal. Lo cierto es que luego del extraordinario periodo de crecimiento económico- del 2002 al 2012- se registró una fuerte e incesante desaceleración que significó una caída de empleo, formalización y remuneraciones, que debilitó a LA recién formada clase media quedando en condición de “vulnerable” o en otros casos, volvió a ser pobre.

Actualmente, si se saca de las estadísticas económicas el aporte de la minería y la pesca, es posible tener un crecimiento del PBI apenas un 2% o menos , que difícilmente subirá en los próximos meses.

La “vulnerabilidad” de los hogares peruanos es estructural, pues se relaciona directamente con la inserción laboral en el campo y ciudad, con alta informalidad en ambos casos, con bajo nivel educativo sobre todo los aspectos favorables a la utilización de nuevas tecnologías y procesos productivos, falta de una política educativa consistente con las necesidades y expectativas de la población económicamente activa, sobre todo los jóvenes.

Las políticas sociales deben considerar a la población pobre y también a la población vulnerable, para que esta no vuelva fácilmente  a ser “pobre”. La lucha por la formalización debe ser integral, estructural y de por lo menos mediano plazo

Carlos A. La Rosa Lama
Profesor UNMSM- UNAC



No hay comentarios:

Publicar un comentario