jueves, 26 de enero de 2017

GUERRA POR EL PERÚ: IMPULSAR LA INVERSIÓN



Se sabe que a partir del 2018 se puede registrar una caída en la producción y exportación del sector minero y por tanto en el PBI nacional. De allí que hay que tener en cuenta el fomento de otros motores del crecimiento mediante la inversión pública y privada .

Frente a las amenazas del nuevo representante de la empresa Odebrecht, que bien ha hecho el Primer Ministro en rechazar, el gobierno debe emprender un decidido programa de inversiones públicas bien fundamentadas, estructuradas y mejor ejecutadas, con eficiencia y sin corrupción , como muestra de la decida acción gubernamental, aprovechando la gran oportunidad que debe significar el fin de una era de corrupción y entrega a los poderes indebidos de empresas deleznables.

Esto no implica solamente hacer cambios drásticos en los organismos públicos como son Pro Inversión, MEF y CEPLAN, sino en todos los Ministerios y entidades supervisoras, así como en los gobiernos locales y regionales. También es necesario que el pueblo debidamente organizado participe de esta gran campaña, con su apoyo fruto del conocimiento extendido que hagan los gobiernos nacional, regionales y locales, sino porque sientan que estas inversiones son hechas a favor de todos los peruanos, con efectos directos e inmediatos.

Volvemos a decir, una guerra no es solo planes y acciones burocráticas llevadas a cabo entre cuatro paredes de las instituciones del gobierno nacional. Antes que nada debe haber un comando político fuertemente convencido de lo que esto significa. Deben haber estrategas y operativos en todo nivel, con un pueblo convencido y comprometido con esta Causa verdaderamente nacional y nacionalista, sin chauvinismos, pero tampoco sin “entrega” a poderes fácticos del extranjero o del país, que quieren dejar de seguir gozando de privilegios y prebendas que han estado acostumbrados a detentar en base e la corrupción, la perversa alianza de los poderos económico y político.

Que el gobierno le haga conocer a cada pueblo del Perú, qué es lo que se ha considerado invertir año a año en cada una de las jurisdicciones regionales, provinciales y distritales, cuánto se va a invertir, en qué se va a invertir, quienes serán los beneficiarios directos e indirectos, por qué antes no se han hecho, quienes son los responsables, qué están haciendo para que estas inversiones sean realmente llevadas a cabo con firmeza, efixciencia y honestidad, de acuerdo a los costos y plazos establecidos.
Por tanto, es necesario que el nuevo gobierno se ocupe( no se pre-ocupe) de contar con especialistas en evaluación de inversiones, gestores decididos de inversiones bien planificadas y financiadas, funcionarios encargados de orientar y apoyar a los inversionistas, liberando trabas de diversa índole y propósito, tanto de privados como del sector público, y finalmente equipos especialistas en monitoreo, control y evaluación  de inversiones, con la participación el pueblo debidamente organizado , sancionando a los ineficientes y corruptos con penas drásticas. .

De otro lado, es necesario que sin dejar de ser prudentes en cuanto se refiere al diseño y aplicación de las políticas monetaria y fiscal, se tiene que considerar que los responsables de los tres niveles de gobierno deben ser impulsores fundamentales  para el crecimiento económico y social del Perú, de acuerdo a sus propias responsabilidades, de tal manera que se supere el pesimismo, la resignación que es un mal que puede cundir en la población y echar por la borda todo esfuerzo que se piense concretar , pero sin pena ni gloria, por algunos ”iluminados”, pro que después son los primeros en abandonar las buenas ideas por falta de convicción y perseverancia.

¿ Es tan difícil llevar a cabo una guerra contra la ineficiencia y la corrupción, por salvar a los peruanos de las garras nefastas de quienes han hundido esperanzas y expectativas durante décadas y siglos? Esta es la gran oportunidad, señor Presiente de la República, señores gobernadores regionales, señores alcaldes. El Perú entero espera de ustedes que cumplan con lo que les corresponde hacer.

Carlos A. La Rosa Lama
Prof. Escuela. Posgrado
UNMSM- UNAC






No hay comentarios:

Publicar un comentario